viernes, 7 de octubre de 2016

Lengua y Literatura, Verónica M.

¿Por qué es bueno leer cuando eres joven? 

Hoy en día, la juventud ha cambiado, para bien o para mal, eso es un hecho indiscutible. La mayoría de los adolescentes no quieren estudiar, ni trabajar... lo único que quieren en la vida es salir con sus amigos e ir de fiesta. Pero no todos los adolescentes son así, también hay algunos que decidieron coger un libro y descubrir el contenido que había dentro de aquel misterioso objeto con hojas de papel y tinta. Esas personas son las que decidieron indagar en el fantástico mundo de la lectura, con sus asombrosas e inolvidables historias.
Conforme han pasado los años los niños adoptan unas capacidades de desarrollo e inteligencia con la ayuda de la escuela. Estudiar puede ser tedioso, aburrido, cansado... hay muchos términos para definirlo, pero las personas que tienen un hábito a la lectura van un paso por delante de las que no han leído un libro en su vida porque ellos tienen la capacidad de leer el libro y comprender lo que están leyendo para un aprendizaje mejor.
Además de para la escuela, la lectura es muy saludable para nosotros mismos, favorece la concentración, ayuda a aliviar el estrés, mejora la empatía, amplía conocimientos, ayuda a expresarte mejor, mejora tu ortografía, la lectura incrementa tu imaginación, amplia tu vocabulario, leer es divertido y emocinante, estimulas tu cerebro y despiertas tus neuronas, ejercitas la mente, te hace ser una personas más culta, mejora tu autoestima, leer bastante te previene de enfermedades mentales como el Alzheimer, elimina el estrés de las personas, etc.
En resumen, los jóvenes tendrían que dejar de lado los teléfonos móviles y coger un libro porque están en la etapa de aprendizaje y todavía pueden desarrollar sus capacidades mentales.

 ¿¡A qué esperas?!