viernes, 28 de octubre de 2016

¿En qué consiste el conocimiento?

Es una pregunta tan fácil de formular como tan compleja de responder.
A lo largo de la historia de la humanidad, el ser humano se ha planteado millones de interrogantes sobre la realidad. Las preguntas concretas se han podido responder gracias a los conocimientos científicos que hemos obtenido por las experiencias y los conocimientos. Sin embargo, hay otros interrogantes que son más abstractos, las preguntas que se plantean este tipo de interrogantes es tan compleja que aún así en la actualidad hay miles de preguntas sin respuesta, y probablemente nunca sepamos la solución verdadera.
Estos pensamientos que no tienen respuesta se la han estado planteando filósofos desde a principios del siglo VI a.C, podemos observar una inmensa cantidad de planteamientos razonables que se sustentaron a lo largo de la historia y que en la actualidad se siguen llevando acabo.
Todos podemos ser filósofos, cualquier persona se puede preguntar interrogantes sobre la realidad y puede pensar en razonamientos lógicos, no hace falta estudiar filosofía para poder filosofar.
Después de haber estudiado los diferentes modelos filosóficos que hay sobre el conocimiento, he llegado a la conclusión de que todos son razonables, si nos ponemos a pensar las cuestiones de los que tratan unos y otros, nos damos cuenta de la razón que tienen pero aún así no alcanzamos el verdadero significado del conocimiento.
Para mí, de las tres posiciones que hay relacionadas con el conocimientos la que más me parece razonable (aunque para otras personas sea incomprensible y una absurdez) es el Escepticismo.
¿Qué es el escepticismo? Según este modelo filosófico afirma que no puede establecerse con total seguridad un conocimiento verdadero sobre el mundo.
Resultado de imagen de escepticismoUna de las frases más célebres de esta corriente es la del filósofo Michel de Montaigne "saber mucho da ocasión para dudar más".
Esa frase es para mí el razonamiento más valido porque cada vez que nos ponemos a pensar sobre algo siempre hay una cosa que viene detrás de la cuál no tenemos noción. Los conocimientos científicos dan respuesta a los interrogantes pero siempre habrá un interrogante que hará que el ser humano dude sobre su existencia.
Soy una escéptica del mundo, prefiero saber lo suficiente como para no pensar más en los posibles razonamientos que podría haber ocultos y vivir la vida, porque eso último es lo más importante. Menos pensar y más vivir.