sábado, 26 de septiembre de 2015

Amenazados (3ª parte de la saga de Entrelazados)


Título: Amenazados 
Autora: Gena Showalter
Editorial: Darkiss
Traducción: María Perea Peña 

Primera edición: 1 de mayo del 2012
Nº de páginas: 354





Aden Stone, un adolescente de dieciséis años, había tenido una semana infernal: 
Lo habían torturado las brujas.
Lo había hipnotizado un hada vengativa.
Lo había espiado el vampiro más poderoso de la Historia.
Ah, y además, lo habían matado dos veces.

Su novia vampiro le devolvió la vida, pero Aden nunca se había sentido más fuera de control. En su interior había una oscuridad, algo que estaba apoderándose de él, cambiándolo... Y lo peor era que, como estaba destinado a morir, ahora la muerte lo acechaba a cada paso. Cualquier día podía ser el último para él.
Una vez, las tres almas que tenía atrapadas en la cabeza podían haberlo ayudado. Y él mismo podría haberse defendido. Sin embargo, a medida que la oscuridad crecía en su interior, las almas se debilitaban. Y su novia también. Cuanto más vampiro se hacía él, más humana se volvía Victoria, hasta que todo lo que conocían, incluso su amor, se vio amenazado.
La vida no podía ir peor. ¿O sí?


Amenazados retoma la historia donde se quedó en el libro anterior. Aden ha muerto como ya había predicho una de las almas dentro de su cabeza, pero Victoria se niega a la muerte de su amor y es por ello que le da de beber de su sangre para revivirlo provocando una serie de consecuencias inesperadas en el proceso. Aden se ha recuperado, ha vencido a la muerte pero cuanto más pasa el tiempo menos humano parece. Al contrario de Victoria, cuyas capacidades como vampiro comienzan a debilitarse.
Por otro lado, Mary Ann sigue en paradero desconocido y Riley está empeñado en encontrarla pese al peligro que supone para él y para todos los seres sobrenaturales.
Y para el colmo Vlad, oculto entre las sombras, está continuando con un plan para destruir a Aden por haber ocupado el trono como Rey de los vampiros. 

Aden es el personaje que más ha crecido en los tres libros. De un chico con cuatro almas metidas en su cabeza, algo raro y solitario se ha transformado en un auténtico líder, Rey de los vampiros, y nada más y nada menos que un simple humano capaz de dominar a una raza entera de criaturas sobrenaturales con una sola orden.  Lucha contra la bestia que anida en su interior, sabe que está cambiando pero, al mismo tiempo, no pierde el norte y sabe cuál es su lugar y qué es lo que tiene que hacer para mantener a salvo a los suyos.

Victoria en cambio ha bajado de nivel. Ya no es la poderosa vampira de antes, sus poderes se están debilitando y se siente muy indefensa. Siempre ha sido la que ha protegido a los de su especie y a sus amigos... y ahora ve cómo los demás tratan de protegerla a toda costa, sin poder ejercer su poder de princesa vampira junto a su Rey como se merece, mientras que otras vampiras tratan de arrebatar le el puesto.

Mary Ann, al igual que Aden, se ha vuelto más poderosa. De una chica asustadiza y temerosa de su habilidad de Embebedora, comienza a aceptar lo que es, aunque aún con miedo de arrebatar la esencia de la vida a sus seres queridos, razón por la que decide alejarse de todos.

Riley, incapaz de estar lejos de Mary Ann y negar sus sentimientos, se lanza en su búsqueda. Sigue tan protector con ella y eso es lo que siempre me ha gustado de él. Pero se producirá algo que cambiará la relación de ambos.

Las dos relaciones románticas de la saga, Aden y Victoria por un lado, y Mary Ann y Riley por otro, quedan un poco en pausa. Hay momentos íntimos en ambas parejas pero no son abundantes y prima otros temas importantes que nos quedan a todos los lectores en ascuas.

La narración de la autora es adictiva y fresca. Siempre que leo sus libros, siempre hace que quiera saber lo que pasa en la siguiente parte y me deje con muchas ansias.

Aunque en este libro ha seguido con la misma trama que en el de Premonición y ha explicado muchas cosas, he de decir que ha estado muy chulo. 
Lo único que odio de este libro es el final porque lo ha dejado tan abierto y tan ¡Ah! que quiero leer el próximo libro, pero ahí va la mala noticia, no va a haber un cuarto libro. 
Este libro lo escribió en 2012 y ya han pasado muchos años, la autora al principio dijo que sí iba a haber un cuarto libro, pero luego al tiempo de tanto esperar nos dijo que ahora mismo estaba trabajando en otro y que no era su prioridad hacer un cuarto. Yo me quede como ¡NOOOOOOOOOOOO! Pero esto es la realidad Gena nos ha echo sufrir con este libro, me muero por saber que pasa, el final de la trama es ¡Oh! todo cambia y para mal. 
Pero aún así tengo que reconocer de que me los volvería a leer, porque es una narración muy entretenida en la que salen seres sobrenaturales, amor, misterio, odio, tristeza, acción. Lo tiene todo esta saga o trilogía,  yo solo espero que algún día saquen el cuarto libro, porque ya os lo digo, merece la pena leerlo. 


10/10